Cortar piezas y estabilizar

¡Hola!

Después de las entradas de introducción (Calendario, Inspiración y Materiales), ha llegado el momento de ponernos manos a la obra y comenzar a preparar todas las piezas de nuestro patrón Salt and Pepper para coser.

 

PIEZAS Y MÁRGENES DE COSTURA


Como la versión que vamos a coser es la 3 y la opción del canesú la C, las piezas exactas que vamos a necesitar son:

 

  • Pieza 1. Delantero (x2)
  • Pieza 2BC. Espalda (x1 al lomo)
  • Pieza 4BC. Canesú espalda (x4 en el doblez)
  • Pieza 5. Cuello (x2)
  • Pieza 6. Manga (x4)

Y entretelamos las siguientes piezas, utilizando el patrón sin márgenes de costura:

  • Pieza 5. Cuello (entretelar una pieza)
  • Pieza 6. Manga (entretelar 2 piezas)

Una vez tengamos las piezas localizadas en nuestro patrón en papel, las calcamos aparte y las recortamos. Sobre la pieza 2BC:Espalda, realizamos el corte por la línea indicada para esta versión, consiguiendo así la pieza de canesú con hueco.

Márgenes de costura y corte de la tela

Este patrón no incluye los márgenes de costura, por lo que tenemos que añadirlos. Podemos hacerlo sobre la propia pieza de papel antes de cortar, o bien sobre la tela, una vez colocadas las piezas. Si añades los márgenes de costura sobre la tela, marca también la línea de costura, que servirá para coser de forma más precisa.

Colocamos las piezas sobre la tela, las sujetamos con alfileres y añadimos 1cm (ó 1.5cm) de costura alrededor de cada pieza (consulta lo planos de corte, donde se detalla el margen recomendado para cada pieza) y 3cm (ó 4cm) de costura para el bajo. Recuerda marcar bien el margen de costura alrededor de cada pieza, así como la línea de costura para mantener la precisión de las piezas del patrón.

Hay que transferir todas las marcas del patrón a la tela, siempre por el revés de la misma, utilizando marcador especial para tela o jaboncillo. Para marcar los piquetes, realizaremos pequeños cortes.

 

 

Marca muy bien los piquetes de las piezas que conforman el canesú de esta versión. Tanto los piquetes que se encuentran en la pieza 2BC:Espalda, como los que se encuentran en la pieza propia del canesú, la 4BC: Canesú Espalda. También los indicados en el la pieza del 5: Cuello: indican la inserción del canesú en el cuello. Respetar los puntos de montaje que señalan estos piquetes es fundamental para que la espalda quede perfecta. (Para más información, consulta las Instrucciones, Paso 3, Tipo C: Canesú doble y hueco en la espalda)

Estos piquetes van a delimitar el recorrido del canesú y el hueco y, si no están bien delimitados, podemos perder precisión durante la construcción del canesú e, incluso, distorsionarlo por completo.

 

ESTABILIZAR COSTURAS


La estabilización de costuras consiste en hacer un pespunte a través de una sola capa de tela para fijar la forma de la prenda y que no se deforme durante su proceso de construcción. Normalmente se usa en las costuras de escote, sisas, curvas y todo aquello cortado al bies. Lo correcto es hacer estos pespuntes justo después de cortar la tela para minimizar cualquier distorsión.

Estos pespuntes deben hacerse dentro del margen de costura, con puntadas cortas (unos 2mm). Esta puntada no se retira (como los hilvanes) ya que se cose a unos 3mm de la línea de costura y dentro del margen, por lo que no se verá una vez terminada la prenda.

Pespunte estabilizador del cuerpo

El escote está cortado al bies pero el cuello está cortado en la dirección del hilo. Esto hará necesario estabilizar el escote, de forma que mantenga su forma y el cuello encaje. Realizar los pespuntes siguiendo las direcciones del siguiente esquema:

 

 

Necesitamos también estabilizar la parte curva de la pieza trasera, justo la parte donde se generará el hueco en la espalda. En este caso, para estabilizar esta parte no vamos a pasar un pespunte recto, sino que vamos a entretelar con una pieza de 1cm de ancho (ver foto). Este paso se detallará más cuando lleguemos al montaje del canesú. Pero es preferible estabilizar cuanto antes para evitar cualquier mínima deformación en este corte.

 

 

 

¡Y listo! Ya tenemos todas las piezas preparadas para comenzar a coser sin miedo a que se nos desformen o distorsionen. En la próxima entrada vamos a por las tapetas y las pinzas delanteras. ¡Hasta pronto!


 

Comparta sus opiniones