Cose Conmigo: Camiseta. Mangas y cuello

¡Hola!

Tras cortar y estabilizar las piezas de nuestra camiseta, hoy seguimos con las mangas y el cuello, ¿listos? ¡Pues comenzamos!

 

MONTAJE DE LAS MANGAS


Las mangas de nuestra camiseta son mangas raglan, así que se colocan abiertas, casando sus marcas con las de la sisa (así nos aseguraremos de colocar cada manga en el lado que le corresponde). La manga con la tapeta no debe unirse al delantero en este paso, la uniremos más adelante cuando coloquemos el cuello.

Lo primero que haremos será colocar las piezas de Delantero, Espalda y mangas como muestra la foto. Así evitaremos confundirnos a la hora de coser las sisas de la manga ranglan:

 

 

Después, encara el derecho de la manga que no tiene la tapeta con el derecho de su delantero, haciendo coincidir las marcas, y sujeta con alfileres (puedes hilvanar si te resulta más cómodo). Encara también el derecho de ambas mangas con el derecho del trasero de la camiseta y sujeta de nuevo con alfileres.

Es importante, sobre todo en tejidos de punto, unir las piezas utilizando las referencias. Primero colocamos un alfiler en la parte superior de la sisa y luego otro en la inferior. Después, repartimos el tejido. De esta forma, evitaremos estirar de más, deformando el recorrido o quedando un lado más largo que el otro.

 

 

Una vez tenemos todas las piezas bien sujetas, cose con un margen de 1cm. Recuerda, como explicamos en las técnicas de costura con elasticidad, coser, o bien con un zig zag muy estrecho o con  puntada recta, reteniendo la costura en un extremo y estirando muy ligeramente el tejido según se cose para mantener cierta elasticidad en esas zonas.

 

 

Una vez cosidas las sisas, plancha las costuras abiertas y, después juntas hacia el lado de la manga. Para que queden perfectas, sobrehila (utilizando el zig zag de la máquina o con remalladora, si tenemos).

En tejidos de punto, sobrehilar es opcional, ya que no se deshilachan. Pero lo recomendamos, ya que la prenda será más duradera y el acabado más pulido.

 

COLOCAR EL CUELLO


Vamos a comenzar preparando el cuello para coserlo.

Recuerda (como explicamos en el post sobre tejidos con elasticidad) que el cuello se remata con tiras del mismo punto que el resto de la prenda o con canalé. En ambos casos, la longitud es menor que la del escote o la bocamanga, ya que los iremos estirando mientras se cosen. Si vas a ahacer el cuello con la misma tela que el resto de la camiseta, utiliza directamente el patrón (El patrón está hecho para tejidos con una elasticidad de recuperación de 20-30%)

Si vas a utilizar un tejido distinto, con elasticidad mayor, como el canalé, mide la longitud del escote y multiplícalo por 0,70. Pon esta medida al patrón del cuello en su largo.

Una vez tengas cortado el cuello en el tejido elegido, dobla la pieza del cuello sobre sí misma, en sentido longitudinal, encarando los derechos, y sujeta los extremos con alfileres. Cose a 1cm, solo los extremos.

 

 

Damos la vuelta al cuello, sacamos bien las esquinas, y planchamos alineando bien los bordes sin coser, deben quedar perfectamente alineados.

Si quieres asegurarte de que al coser el cuello su ancho final sea uniforme, dibuja la línea de costura en el cuello antes de colocarlo, haciendo una paralela a 1cm del borde. De este modo la costura será más precisa.

 

 

Ahora, vamos a dividir el cuello en 4 partes iguales, comenzando por los extremos. Haz una marca (puedes colocar un alfiler, como hemos hecho nosotras) en cada cuarto. Realizamos exactamente la misma división en el escote de la camiseta, pero en este caso, no tenemos en cuenta la doblez de las tapetas para dicha división, es decir, doblamos las tapetas como van a quedar una vez cosidas y, a partir de ahí, calculamos las 4 partes en el escote, desde la marca de la tapeta del delantero, hasta la marca de la tapeta de la manga.

 

Ahora coloca el cuello sobre el derecho de la camiseta, haciendo coincidir las 4 marcas (alfileres) que hemos colocado con anterioridad a lo largo del cuello y a lo largo del escote (tened en cuenta que cada uno de los 4 tramos del cuello es más corto que los tramos del escote).

Si el estampado de la tela tiene dirección, hay que tener en cuenta que el estampado quede en su posición correcta sobre el derecho de la camiseta. Por ejemplo, si tiene árboles, que queden las copas hacia arriba una vez colocado el cuello.

 

 

Dobla las tapetas justo por su marca y hacia el cuello y sujétalas con un alfiler.

 

 

Una vez colocado cada alfiler en su marca, tendremos cuello y camiseta en esta posición. Los tramos de cuello son más cortos que los del escote:

Cose a 1cm del borde, guiándote por la línea de costura que dibujaste anteriormente en el cuello o por la marca de la placa de la máquina de coser que indique 1cm . Es muy importante coser siempre por el lado del cuello, asegurándonos bien de unir los 3 bordes (dos del cuello y uno del escote). Comienza por un extremo y ve de alfiler a alfiler estirando el cuello de marca a marca, según coses, hasta que cada tramo de cuello mida lo mismo que el tramo de escote correspondiente.

Si te resulta complicado estirar de una vez, antes de coser estira el tramo de cuello de marca a marca hasta que mida lo mismo que el tramo de escote. Coloca un alfiler justo en la mitad del tramo, con el cuello estirado. Así los tramos a coser estirando serán más cortos.

 

Una vez hemos cosido el cuello, plancha los márgenes de costura hacia el cuerpo. Se trata de dar ligeros toques con la plancha, siempre perpendiculares al escote y respetando su curvatura. Usa el vapor de la plancha para recoger cualquier holgura del cuello.

Es fundamental que, a la hora de planchar el cuello, lo hagas con su forma curva. No lo estires, o todo el trabajo hecho para que no se desboque se perderá.

Con el cuello en su posición final, se puede pasar un pespunte decorativo todo alrededor que lo fije al escote. Si tienes recubridora, es perfecta para este tipo de acabados. Con máquina de coser doméstica, utiliza aguja gemela de manera que un pespunte vaya por el escote y el otro por el cuello. Otra opción es hacer un pespunte sólo en el escote (puntada recta o zig zag), tomando como referencia el ancho del prensatelas, atravesando las costuras para fijar mejor el cuello.

El pespunte decorativo es opcional y es mejor no hacerlo en niveles principiantes. Si ves que las costuras del cuello se van hacia arriba, haz un par de puntadas a mano que las fijen a las costuras de la manga. De esta forma, se quedarán hacia abajo.

¡Y hasta aquí la entrada de hoy! Mañana terminamos nuestra camiseta terminando el cuerpo, añadiendo los puños y cosiendo el bajo, ¡hasta mañana!

Lara&Arancha


 

¿Qué te ha parecido?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: