Cose Conmigo: Pantalón. Cuerpo y puños

¡Hola!

Continuamos con la confección de nuestros pantalones de bebé. Hoy nos toca coser los laterales y añadir los puños de las piernas, ¿te animas? ¡Pues empezamos!

 

UNIÓN DEL CUERPO DEL PANTALON


Comenzamos encarando los derechos del delantero y el trasero del pantalón. Prendemos con alfileres los costados y el tiro del pantalón y vamos a coser con 1cm de costura, rematando al principio y al final.

 

 

Una vez cosido, plancha las costuras abiertas y, después, juntas hacia el trasero del pantalón. Termina sobrehilando con la remalladora o la  puntada zig-zag con la máquina de coser.

 

 

LOS PUÑOS


Ahora le toca el turno a los puños de nuestro pantalón. Si tu tela de punto es fina y quieres darle más cuerpo, puedes utilizar entretela de punto elástico para reforzar los puños. La entretela hará que sean más resistentes al uso. Nosotras no lo hemos hecho, porque la tela acolchada es lo suficientemente resistente, pero también admite el entretelado. Encara la cara cubierta de adhesivo de la entretela con el revés de cada puño. Presiona con la plancha, utilizando un paño de algodón para proteger (no deslizando), aplicando vapor.

Comienza doblando por la mitad, en sentido transversal, ambos puños. Encara los derechos y cose el extremo con un margen de 1cm,rematando al comienzo y final de la costura (muy importante), así convertiremos la pieza en circular.

 

 

Una vez tenemos la costura, vamos a hacer un pequeño corte en el quiebro, de la siguiente manera, para que, al darle la vuelta, mantenga perfectamente su forma:

 

 

Plancha las costuras abiertas y dobla el puño sobre sí mismo, volviéndolo del derecho. Plancha bien, alineando los bordes para que queden perfectos.

 

 

Una vez que tenemos los puños preparados, vamos a unirlos al cuerpo del pantalón. Divide el contorno del puño en dos partes a partir de la costura y haz una marca o coloca un alfiler. Es muy importante mantener bien alineados los bordes del puño para que su ancho sea uniforme.

 

 

Ahora, y con el cuerpo del pantalón del revés, encaramos derecho con derecho haciendo coincidir las marcas del puño (mitades) con las costuras laterales de la pierna del pantalón.

 

 

Cose con un margen de costura de 1cm, asegurándote bien de unir los 3 bordes (dos del puño y uno del pantalón). Comienza por la costura interior del pantalón y ve de alfiler a alfiler, estirando ligeramente el puño (es algo más estrecho para conseguir la forma final). Sobrehila con el zig zag de la máquina o remalla.

¡Y listo! Esto es todo por hoy. Nos vemos en el próximo post en el que terminaremos nuestros pantaloncitos añadiéndoles la cinturilla y los ojales. ¡Hasta pronto!


 

Comparta sus opiniones

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: